Spanish English French German Italian Portuguese

Colosenses 4.2

¿Alguna vez ha pensado en el hecho de que pagamos un precio cuando permitimos que nuestra vida de oración se debilite? Cuando hay un descuido así, usualmente no nos detenemos a pensar en cómo nos afectará.

Leer más: El costo de no orar

Salmo 37.1-9

Esperar en Dios es una disciplina espiritual importante en nuestro caminar de fe. La vida del rey David nos enseña el valor de obedecer el plan del Señor y el peligro de adelantarnos a Él.

Leer más: 1. Esperar en Dios Salmos 37

Filipenses 4.10-13

Durante temporadas de frustración es natural culpar a las circunstancias o a los demás. Cuando algo nos ha impedido lograr nuestras metas, el descontento puede ser causado por factores externos, aunque la causa real sea interna. A veces, hacemos cambios, como dejar un empleo, poner fin a una amistad o dejar todo atrás, con el fin de ahorrarnos sufrimientos. Sin embargo, de esa manera no podemos hallar paz verdadera. Cuando nos sentimos frustrados, tenemos que identificar la causa. El descontento tiene tres razones internas:

Leer más: Cuando nos sentimos frustrados

Isaías 14.27

Puede parecerle extraño, pero a mí me emocionan ciertos períodos de frustración. Cuando siento cierto desasosiego seguido de insatisfacción, cuya causa no puedo identificar, sé que Dios quiere captar mi atención. Las experiencias del pasado me dicen que una vez que haga lo que Él desea, mi frustración cesará y podré estar en armonía con su plan para mi vida.

Leer más: Cuando Dios permite que sus hijos se frustren

Juan 1.12, 13

Hemos visto cuáles son las creencias fundamentales del cristianismo. Concentrémonos ahora en los otros aspectos de la fe. El conocimiento de quién es Jesús y de lo que hizo debe estar acompañado por la fe de que los hechos son ciertos y que se aplican a nosotros. Debemos comenzar por entender que hemos violado la ley de Dios, y eso nos hace pecadores. Todos hemos nacido con una naturaleza que se rebela contra el Señor. Segundo, reconocer que ninguno de nuestros esfuerzos puede hacernos merecedores de su perdón. Tercero, aceptar que Jesús murió por nosotros; Él pagó por todos nuestros pecados, no importa lo terribles que sean a los ojos del mundo.

Leer más: La fe salvadora

CADENA DE RADIOS LA GRACIA
Tels. 631-328-3945 y 631-328-3366

radiolagracia.com
radiolagraciacentral.com
radiolagraciacontinental.com

Patrocinadores del Evangelio

S5 Box